Parto y nacimiento en casa

  • Atención al embarazo, parto y posparto en casa: 

Este es el servicio central del proyecto Magale. Esta opción brinda la oportunidad a las parejas de desarrollar todo el proceso de maternidad/paternidad en el hogar.

¿Por qué un parto en casa?

La evidencia científica ha demostrado que en embarazos de bajo riesgo, los partos en casa son igual de seguros que los hospitalarios, y la morbilidad es menor en casa (ocurren menos complicaciones en casa), cuando se cumplen las siguientes condiciones : parto planificado entre las semanas 37 y 42, un solo bebé, bebé que esté de cabeza, analíticas y ecografías normales, y atendido por dos matronas.

Los motivos principales por los que las parejas escogen esta opción son: la intimidad del hogar, el conocer previamente a quien os va a atender, respetar los ritmos naturales del proceso..

No tenemos protocolos de tiempos, es decir, no pedimos que se dilate x centímetros cada hora. Mientras todo esté bien, no tenemos prisa.

parto en casa

En caso de que el parto no avance como esperamos, utilizaremos técnicas que ayudan a equilibrar el cuerpo y a colocar bien el bebé para facilitar la dilatación y el descenso. Son técnicas posturales no invasivas aprendidas de la parteras mexicanas y spinning babies.

No solemos hacer tactos vaginales tampoco, a menos que veamos que hay algo que no concuerda. Pero no los hacemos por rutina cada 2 o 4 horas como se suele hacer, ya que el proceso de dilatación es mucho más holístico y nos fijamos en otras señales.

Usamos aromaterapia y masajes en el parto. Os aconsejamos comer y beber durante el proceso para mantener una buena hidratación y energía. También llevamos una piscina de partos, en la que puedes dilatar, o parir en ella. Lo que más te apetezca si es que quieres usarla. La pareja puede entrar en la piscina si lo desea.

En casa tú eres la protagonista y nosotras las invitadas, por lo que nos adaptamos a las necesidades individuales de cada familia.

No hay un lugar ideal, pero creemos que el mejor lugar para dar a luz es donde os vayais a sentir más agusto, sea en el hospital o en casa, ya que las hormonas encargadas de que el proceso fluya, son muy tímidas

¿Cómo empezamos con todo este proceso?

Aunque la primera visita con las matronas se realiza alrededor  de la semana 22-24, aconsejamos que si lo tenéis claro, contactéis con nosotras lo antes posible para reservar vuestra fecha ya que algunos meses se llenan rápido.

Consta de:

– Primera visita:  es una toma de contacto, para conocernos, ver si entre nosotros hay «feeling», saber qué os ha llevado a tomar esta decisión, aclarar vuestras dudas respecto al parto en casa… Y después de este primer contacto os dejamos unos días para tomar una decisión habiéndonos conocido y con toda la información en la mano.

– Segunda visita: recogemos información sobre el embarazo (miramos las ecografias y analíticas), hablamos sobre los cuidados del bebé al nacer ( vitamina k, eritromicina ocular..) Os explicamos para qué es cada una, sus lados buenos y malos y os enviamos evidencia científica para que podáis decidir lo mejor en vuestro caso.

– Tercera reunión: hablamos de las posibles complicaciones que se pueden dar durante el parto, en qué porcentajes, con qué síntomas y en caso de ocurrir qué haríamos ante ellas. No es con el objetivo de asustaros ni mucho menos, justo lo contrario, para que podáis vivir el parto en casa de la manera fabulosa y maravillosa que suele ser siempre, pero con los pies en el suelo, y poniéndole cara a esa otra parte. La verdad que esta reunión suele ser una de las que más gustan a las familias, porque con números y datos objetivos rompemos muchos mitos que culturalmente nos han trasmitido sobre el parto.

– En la cuarta y última reunión hablamos del día del parto. Cómo puede ser qué empiece, cuándo llamarnos, visualizaciones y ejercicios que te ayude a llevar las contracciones de una manera positiva…  También os  damos un plan de parto en casa para rellenar. Ese día empezaremos la localización.

– Atención al parto tal y cómo hemos relatado antes

 

– Dos visitas posparto : Una a las 24h y la otra al 3º o 4º día, para realizar una valoración  y cuidados maternos y neonatales, ayudar con la lactancia si es necesario y aclarar todas las dudas que vayan surgiendo.

El precio del servicio completo son 2500 euros que se van abonando poco a poco

– Cada visita 150 euros ( que se irán descontando del precio final)

– Guardia o localización de dos matronas 24h 5 semanas: 1600 euros

– Atención al parto: 300 euros

– Las dos visitas posparto están incluídas en el precio.

* A partir de los 30 km de Donostia se cobrarán los peajes y el kilometraje a 0,40 euro/km.  Las primeras 3 visitas se realizarán en Magale etxea, y el resto de los servicios se ofrecerán en el domicilio de las familias.