Bea (Psicóloga perinatal)

Soy Beatriz Oiarzabal, doula y psicóloga.

Me licencié hace más de 20 años, y desde entonces mi trayectoria tanto laboral como de formación han estado siempre ligados a la infancia y la familia (psicomotricidad, discapacidad, intervención familiar…). Por otro lado, hace 13 años inicié mi viaje en de la maternidad, y hasta la fecha sigo en mi proceso de trasformación y aprendizaje continuo que supone dicho camino.
Cuando uní a mi trayectoria personal las experiencias vividas como madre, me llevaron a darme de cruces con la psicología perinatal. La trasformación, tanto la propia como la de la pareja y el entorno comienza en el mismo instante en el que uno decide ser madre y/o formar una familia y es en esos momentos de inestabilidad y vulnerabilidad donde ofrezco mi apoyo y ayuda como mujer y profesional.
La psicología perinatal se basa en la ayuda que se ofrece desde antes del embarazo hasta los primero primeros periodos de crianza. El objetivo principal de esta ayuda es la de buscar el bienestar emocional del recién nacido, la madre, el padre y la familia. En estos momentos pueden surgir diferentes necesidades: dificultades en la vinculación entre el bebé y la madre, muerte y duelo perinatal, partos difíciles y/o traumáticos, tratamientos de fertilidad, partos prematuros… y se trata de dotar de recursos a la pareja partiendo de las capacidades que ya tiene cada uno de ellos.
Por otro lado, además de las dificultades mencionadas, en mi trayectoria tanto personal como profesional, me he encontrado habitualmente con que la gente acostumbra a idealizar los periodos de embarazo, parto y postparto. El propio entorno de las personas implicadas (la familia, los amigos, la sociedad…) refuerza este sentimiento minimizando o incluso negando algunas emociones que pueden surgir (tristeza, miedo, inseguridad…). Éstas no son negativas ni positivas, simplemente lo son y están, y hay que darles el espacio y el lugar que les corresponde para poder entender y aceptar el proceso de cada uno. Para ello, es indispensable crear una ajustada red de apoyo. Donde tienen un valor vital los grupos de pre y post parto donde se comparten experiencias, se nutre de nueva información y se amplía la red social entre otras cosas sin juicio alguno.
Te esperamos.

psicologa perinatal