Yoga haurdunaldian

El primer objetivo del trabajo que realizamos es darles a las mujeres las suficientes herramientas para que puedan conocerse a ellas mismas y puedan ser libres de las decisiones que tomen, tanto en el embarazo como en la crianza.

Nuestro trabajo podríamos dividirlo en 4 bloques, lo primero que empezamos a trabajar es el encuentro, el contacto con lo visceral, el contacto con el bebe, este trabajo se puede comenzar a realizar desde el primer trimestre, pero convendría tener un grupo específico de este. Para conectar con lo visceral daremos prioridad a las torsiones, los movimientos de torsión están asociados al desarrollo de la confianza y la sensación de fusión con el entorno, la empatía. Estas características las desarrolla el bebe en sus primeros meses de vida, cuando precisamente es este movimiento el que realiza girando la cabeza para buscar el pezón de la madre.

Durante el segundo trimestre nos enfocaremos a dar espacio, la respiración nos facilitará conectar con la sensación de espacio interno. También trabajaremos el contacto firme con el suelo, el cual nos dará equilibrio, fuerza y confianza. A su vez prestaremos especial atención a las zonas del pecho y la pelvis.

En el último trimestre trabajaremos la entrega, la fuerza y el coraje. Entregarse implica una gran dosis de abandono y para ello nos centraremos en la zona del pecho, este espacio alberga la capacidad que todos tenemos de abrirnos a confiar en lo desconocido, de aceptar y amar lo que la vida nos ofrece. Trabajaremos con movimientos sagitales y centraremos la atención también en la zona pélvica a la vez que tonificaremos y flexibilizaremos para prepararnos también físicamente para el parto. También trabajaremos el movimiento integrado de todo el cuerpo para conectar con la fuerza de este, con la potencia interior.

El último bloque estará relacionado con el parto. Utilizaremos las contracciones y extensiones para experimentar como el cuerpo reacciona a distintos tipos de respiración. También tomaremos conciencia y conectaremos con nuestra capacidad de recuperación entre otras cosas.

yoga embarazo